enzarate,com
 
 
Está registrado? [Ingrese Aquí], sino [Regístrese]

Ciudad de Zárate

Reseña historica
  |_ Bicentenario
  |_ Estancia Copiapó
  |_ Fábrica de Alcoholes
  |_ Papeleras
  |_ Palacio Municipal
  |_ Teatro Coliseo
  |_ El Ferrocarril en Zárate
  |_ Frigoríficos
  |_ Iglesias del partido de Zárate
  |_ Plaza Italia
  |_ Plaza Mitre

Interés general


Menu Utilidades


Calendario

<< Julio 2014 >>
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
 
 
 
 
 
 
 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Reseña historica
Usted está aquí » Reseña historica »  

Historia de Zárate
Imprimir esta páginaEnviar este artículo por E-mail, a un Amigo Compartir en Facebook

Los orígenes de Zárate

La región en la que se encuentra el Partido de Zárate estaba poblada, en tiempos anteriores a la conquista, por diversos grupos indígenas: los guaraníes en las islas del Delta y en las costas, los pampas en las llanuras bonaerenses y grupos guaycurúes, especialmente chanás, en las islas del sur del Delta y desembocadura del Paraná.

Posteriormente las tierras fueron adjudicadas, como mercedes, a los distintos beneficiarios entre los años 1604 y 1635. Pero bajo diversas circunstancias, la mayoría de ellas pasaron a ser propiedad de los jesuitas que entonces organizaron una gran explotación agraria. Expulsados por Carlos III, en 1767, gran parte de estas tierras fueron compradas por Don José Antonio de Otálora en 1785.

Hacia fines del siglo XVII Gonzalo de Zárate, de origen paraguayo, poseía también tierras en esta zona, con frente al Paraná de las Palmas, adquiridas a los herederos de las primitivas mercedes. En consecuencia, hacia esa época todas las tierras de nuestro Partido quedaban comprendidas dentro de estas dos únicas propiedades.

Al constituirse el Virreinato del Río de la Plata y organizarse la administración civil, el área quedó incorporada al Partido de Exaltación de la Cruz, dependiente del Cabildo de Luján.

A principios del siglo XIX, se radicaron en la zona los hermanos Pedro y José Antonio Anta quienes adquirieron tierras pertenecientes, principalmente, a los herederos de Gonzalo de Zárate. Formaron con ellas una importante propiedad con un frente de algo más de 2.000 metros sobre el Paraná, desarrollando una intensa actividad agropecuaria y comercial que sería decisiva en el futuro progreso del pueblo, que entonces ocupaba como modesto caserío un sector de estas tierras en las proximidades del puerto natural.

La traza urbana del pueblo de Zárate

En 1825 los hermanos Anta vendieron a Don Rafael Pividal una fracción de 1.144 varas de tierra frente al río Paraná "con el expreso fin de establecer el pueblo denominado de Zárate".

En esa época la población era muy escasa, y se concentraba al borde de las barrancas. Los pocos ranchos existentes eran de adobe y había algunas viviendas edificadas sin orden sobre las callas Adolfo Alsina, 25 de Mayo y Buenos Aires (hoy Roca). Este hecho se debía a que el río Paraná era la más rápida vía de comunicación posible y, por lo tanto, los habitantes levantaron sus casas en las proximidades de la ribera.

En 1826 Rafael Pividal, encargado de proyectar la venta de solares, contrata los servicios del agrimensor Manuel Eguía para llevar a cabo el trazado del pueblo. De acuerdo a este "Plano del Rincón de Zárate y Traza del Pueblo", aprobado el 31 de enero de 1827, Eguía proyectó una cuadrícula bien definida. Comienza con cinco manzanas en el sector de las barrancas y se amplía, superadas las mismas, a diez manzanas de frente paralelas al río por seis de profundidad, dejando cuatro libres en el centro destinadas a la plaza principal. Ésta sólo ocuparía una manzana central debido a la intención de Eguía de lograr que las calles laterales fueran lo suficientemente amplias. A la plaza así proyectada llegaban doce calles, tres por lado, convergiendo al centro de la misma las actuales 19 de Marzo (Zárate) y Rivadavia (Anta). Este trazado, en damero perfecto, comprendía un total de 65 manzanas, en su mayoría cuadras de 100 varas (86,60 m.) de lado. Las calles fueron proyectadas de 16 varas (13,86 m.), excepto las que bordeaban la plaza.

La creación del partido de Zárate

El lento pero sostenido progreso de la población determinó la necesidad de darle independencia administrativa. Así se crea el 19 de Marzo de 1854 el Partido de Zárate, separándolo del de Exaltación de la Cruz cuyo vasto territorio integraba como Cuartel 2°. En ese año la población se aproximaba a 1.000 habitantes en la zona urbana y 800 en la zona rural.

Zárate presentaba el aspecto de una muy pobre aldea de la campaña bonaerense. Abundaban los ranchos y eran escasas las viviendas de material. Según datos del Registro Estadístico de la Provincia de Buenos Aires correspondientes al 2° semestre de 1855, la edificación dentro de la traza del pueblo y sus proximidades comprendía 20 casas de ladrillo y unas 320 de paja.

Por ese entonces no se conocía el alumbrado y las calles se convertían en un verdadero lodazal en tiempos de lluvia. La parte más densamente poblada se hallaba sobre las calles Morejón (Justa Lima de Atucha), Zárate (19 de Marzo), Paraná (San Martín) y Buenos Aires (Roca), entre las del Puerto (Rómulo Noya) y Luján (Belgrano).

En 1855 el agrimensor Manuel Eguía realizó un nuevo plano del pueblo, que comprendía 122 manzanas señalando, también en este caso, a la plaza en el centro de las cuatro manzanas tal como lo proyectara originariamente.

Según refiere Vicente Raúl Botta en su "Historia de Zárate" (1689-1909), eran numerosas las edificaciones existentes en el centro de la plaza, entre ellas, la primitiva iglesia y el local para la escuela pública. La iglesia se hallaba emplazada donde hoy se encuentra el Banco Nación. Era de dimensiones reducidas y su puerta principal miraba al río. Su construcción comenzó hacia 1854 y dada su precariedad subsistió sólo hasta 1880.

Expansión y consolidación económica de Zárate

El mayor impulso del crecimiento de Zárate se produce a partir de la década de 1880, cuando se ve involucrado en el llamado "Proyecto del ’80" como ciudad-puerto del litoral, desarrollándose industrias de elaboración primaria que se vieron beneficiadas por la llegada del Ferrocarril. Dos líneas vincularon al Partido integrándolo al sistema productivo: el Ferrocarril Buenos Aires al Rosario (luego Bartolomé Mitre) que se inauguró en 1885; y el Ferrocarril Central Buenos Aires (más tarde Urquiza) que llega en 1888 pero que logra su paso más frigorífico Smithfield en 1910 significativo en la región en 1908 con la inauguración del ferry-boat que realiza el enlace con Entre Ríos y el resto de la Mesopotamia.

En 1880 la población ascendía a 2.000 habitantes en la parte urbana y en 1881 el Censo Provincial, realizado durante la administración del Dr. Dardo Rocha, atribuía a Zárate 21 1/4 de leguas cuadradas. La parte central del pueblo la formaban unas 70 hectáreas, cerca de 5.376 eran quintas, chacras, calles y plazas; y unas 51.854 eran las hectáreas destinadas al pastoreo.

Las comunicaciones del Partido, además de la fluvial y el ferrocarril, eran por entonces cinco caminos generales que ligaban a Zárate con los pueblos de Baradero, San Antonio de Areco, San Andrés de Giles, Exaltación de la Cruz y Campana.

Paralelamente a la evolución del pueblo de Zárate, comenzó a gestarse una nueva población en el Partido. En efecto, los orígenes de Lima datan del año 1883 cuando llegaron a estas tierras colonos procedentes de Baradero.

estación vieja El 10 de abril de 1885, el Poder Ejecutivo autoriza a la Empresa del Ferrocarril Buenos Aires al Rosario la entrega al servicio público de la sección de línea de Zárate a Baradero, a partir del 1° de mayo de ese año. El Dr. Faustino Alsina compra el 14 de mayo de 1888 a Adam Altgelt, dos fracciones de tierra estando ellas pobladas y edificadas parcialmente. En el espíritu del Dr. Alsina estaba la idea de formar una población estable alrededor de la estación Lima del Ferrocarril Buenos Aires al Rosario. Con este motivo contrata a un agrimensor para que trace los planos del pueblo, el cual es sacado a remate por Florencio Carreras, el 24 de junio de 1888.

Retornando al pueblo de Zárate puede decirse que hacia 1880 se realiza la construcción del nuevo muelle del puerto, muy rudimentario hasta ese entonces, y al mismo tiempo se efectuó la delineación y trazado del sector de "El Bajo". Esta zona se vinculaba con el Alto a través de las calles 25 de Mayo y Buenos Aires (hoy Roca). Agrupó originalmente funciones de apoyo portuario como dependencias de aduana, un viceconsulado uruguayo y agencias de vapores.

Posteriormente se le suman las primeras grandes industrias: el saladero "La Criolla", las fábricas de papel (1884), y de alcoholes (1889) y, más tarde, las agencias marítimas, los despachantes de aduana y los depósitos de cereales. Comienza, de este modo, la evolución sostenida del área portuaria con la consiguiente construcción de viviendas adecuadas para albergar una población creciente y de edificios e instalaciones aptas para satisfacer la multiplicidad de usos vigentes en el sector.

Edificio del Tiro federal argentino -Sede social- Con la llegada del siglo XX comienzan los grandes progresos para Zárate. En 1890 la población estimada era de 4.900 habitantes y el crecimiento de las actividades económico - productivas y las comerciales portuarias, produjeron importantes cambios en la estructura social y urbana. Se construyó intensamente, se ocupó gran parte de los baldíos y se extendió la trama urbana unos 500 metros en forma perimetral al trazado original. Surgió el alumbrado público, el adoquinado en algunas calles, se reglamentó la altura de los frentes y la pequeña burguesía emergente construyó casonas de amplias habitaciones y generosos patios.

El siglo XX: las primeras décadas

E1 3 de julio de 1909 le fue otorgado a Zárate el rango de ciudad. La estructura del área urbana delimitada hacia fines de siglo se consolida y surgen, además, nuevos parcelamientos: las actuales Villa Angus y Villa Fox. Por ese entonces se realizó también el trazado y subdivisión de la cuña residencial que unió el Bajo con la parte alta de la ciudad.

Hacia 1920 la población de la ciudad se aproximaba a los 11.000 habitantes. El desarrollo del área urbana no indica cambios fundamentales de estructura, la zona edificada se extiende principalmente hacia el noroeste, incorporándose al parcelamientos el sector luego denominado Villa Massoni.

Entre las décadas de 1930 y 1940 se consolida la expansión de Zárate, apuntalada por el dinamismo de sus industrias clave: papelera y frigorífica. En esos años de intensa actividad económica se realizaron importantes obras públicas en el área céntrica de la ciudad: pavimento, iluminación eléctrica, servicios sanitarios, teléfonos automáticos y equipamiento significativo como el Balneario, el Palacio Municipal, el Teatro Coliseo, etc.


Las últimas décadas de Zárate

A partir de 1950 se produjo una importante retracción de la industria frigorífica que hizo perder a Zárate su rol industrial, acrecentado por su vecina, la ciudad de Campana con la siderurgia y petroquímica.

Barrio Villa Fox -al fondo el puente- A partir de 1970 se produjo la diversificación del sector secundario con la instalación de establecimientos químicos y la construcción de grandes obras como la Central Nuclear de Atucha y el Complejo Ferrovial Zárate-Brazo Largo.

La destacada potencialidad derivada de su localización geográfica hace que Zárate sea, hoy, uno de los principales focos de concentración de los nuevos emprendimientos industriales y empresarios. En tal sentido, puede señalarse que la puesta en marcha del Mercado Común del Sur (1/1/95) no ha hecho más que afirmar la condición de Zárate como cabecera de puente del mercado internacional del Cono Sur, de promisorio futuro como lo ratifican las instalaciones en ella de empresas del potencial económico de Quilmes S.A., Isenbeck S.A., Protisa, Toyota, Eastman Chemical, entre otras. Asimismo, Murchison S.A. y Multipuerto permiten la operación de terminales portuarias de suma importancia para la región.

Texto extraído del libro "Era una vez... Zárate". Autores: Arquitectas Silvia Irene Baccino y María Luisa Sorolla.

                                                

El portal de Zarate: www.enzarate.com

                                             


 Reseña historica 
BicentenarioEstancia CopiapóFábrica de Alcoholes
PapelerasPalacio MunicipalTeatro Coliseo
El Ferrocarril en ZárateFrigoríficosIglesias del partido de Zárate
Plaza ItaliaPlaza Mitre




 

Se han visto 8768702 Páginas, desde el domingo, 16/dic/2007
OnLine: 16 personas (16 visitantes anónimos)

Portal de ZARATE, Buenos Aires, Argentina 
La Ciudad de Zárate es capital provincial del tango

www.enzarate.com    Email:info@enzarate.com

Zárate - Bs.As. - AR - jueves, 31/jul/2014 - 20:39
Web Dinámica, Sistema FuncWay



Clarin.com - Revista Ñ
Clarin.com - Revista Ñ
Un cóctel de fútbol y política
Novela. El peruano Santiago Roncagliolo rescata al protagonista de "Abril rojo" para este policial que transcurre en los oscuros días del Mundial 78.
Virtudes de un fluir errante e imprevisible
Narrativa extranjera. La novela "Hotel Atlántico" confirma a João Gilberto Noll como uno de los escritores más novedosos y experimentales de Brasil.
Robots a imagen y semejanza de sus amos
Tecnología. Máquinas con aspecto humano son la última novedad de la robótica. Pueden dar una conferencia y amenazan con tener sentimientos.
La palabra de moda
"Claramente ?dijo el director?, los programadores de radio hacen los gustos de la gente."
El bello vuelo de la línea en el espacio
Dibujo. Un inusual montaje vuelve aún más delicadas y poéticas las 180 obras de una muestra que pone en diálogo parte de la Colección Deutsche Bank con obras del MAMBA.
Edward St. Aubyn: Narrar desde el lado más oscuro
Entrevista. Educado en la alta sociedad inglesa, su infancia fue una pesadilla: su padre lo violaba, su madre era alcohólica, y él sucumbió a las drogas. Su álter ego Patrick Melrose es el protagonista de las novelas que le salvaron la vida.
Gloria a Parra en las alturas
El siglo de Nicanor. Con una cascada de ediciones y muestras, de su archivo fotográfico y sus famosos collages, Chile festeja la obra del poeta nacional que siempre enarboló su libre albedrío.
"Pajarito", el último pionero del periodismo
García Lupo. Amigo de Walsh, García Márquez, el Che y Fidel, un filme retrata al maestro de la investigación que donó sus archivos a la Biblioteca Nacional.
Volver a jugar con luz
Regreso con gloria. Catorce años después de su última gran muestra en la Argentina, el artista exhibe en el Malba una veintena de obras de poderoso efecto poético.
Extraños, para todos los gustos
Reedición. "Antología del cuento extraño" recupera la selección de textos y autores realizada por Rodolfo Walsh, "una colección indispensable" aún cuatro décadas después.
El capital muta con el smartphone
César Rendueles. El pensador español señala en su libro nuevo la urgencia de reinventar el capitalismo y de ubicar en su lugar de absoluta necesidad a las tecnologías y las redes.
Ciudades del caos y la maravilla
"Urbes Mutantes". La inédita exposición de Nueva York, de 300 obras, hace ingresar la fotografía latinoamericana al gran mercado.
Otra vuelta de tuerca a lo experimental
Artes escénicas. Panorama Sur se propone llegar "más allá de la representación" con performances, clases magistrales de dramaturgos y directores.
Siga el video, siga el baile
Entrevista. Margarita Bali, pionera de la videodanza en el país, habla de los nuevos caminos del cuerpo del bailarín fuera de la caja escénica tradicional.
Proa: visiones de la protesta como arte
Exposición de colectivos artísticos.  Diversos grupos de artistas comprometidos, todos ellos procedentes de Sudamérica, hacen un llamado crítico y estallan en el espacio público.
El increíble juego de inventar una película
Cine. El autor relata cómo fue el proceso de adaptar su novela "El inventor de juegos" al lenguaje cinematográfico. Y la experiencia de ver el filme de Juan Pablo Buscarini basado en su propia obra.
Néstor SánchezTestimonios para releer al autor más elusivo
Literatura.  Una antología, junto a un filme y un libro de testimonios, confirman su centralidad en las vanguardias argentinas. Una conversación con su hijo nos depara la perplejidad de sus cartas inéditas.
Roberto Gargarella El anhelado diálogo entre los tres poderes
Poderes. El ensayista explica por qué es necesario un encuentro institucional que parece casi utópico. Aunque hay avances, las dificultades surgen porque "el kirchnerismo es un jugador muy tramposo".
Alessandro Baricco, un mensajero entre culturas
Entrevista. El autor italiano, que viene de rechazar el ministerio de Cultura, habla en favor de los intelectuales que abren su interés a todos los temas.
Para despedirse sin nostalgia del Malecón
Antonio José Ponte. Literatura y política se cruzan en este diálogo con el autor cubano, de quien se acaba de reeditar su libro de paseos por La Habana. Además, una meditación suya sobre un reciente documental, que recoge la vergonzante Retractación del poeta Heberto Padilla, que marcó en 1971 un quiebre en el castrismo.
Un argentino escribió una versión del Quijote "para leer en la playa"
Mario Paoletti nació en Buenos Aires en 1940 y vive en España hace 30 años. Para el autor, el original está "sobrecargado" y es "ilegible para el lector de hoy". Pero dice ser fiel a Cervantes.
Sublimes Antígonas de la filosofía actual
Debates. Este catálogo de filosofía hecha por mujeres abre una galería de lo que discute la academia de EE.UU.: feminismo, ciencia, tecnología, poscolonialismo, etc. Sus planteos repercuten en todo el mundo.
Petros Markaris: "La globalización de la economía creó la globalización del crimen"
La historia de las crisis económicas en Grecia y Argentina explica en gran parte la cercanía inquietante entre Markaris y sus lectores en nuestro país. 
El lector de policiales ya no busca solo ficción
Copyright 1996-2011 Clarin.com - All rights reserved